Dilema moral: ¿Aceptarías tener y cuidar a un hijo no deseado y con graves malformaciones?

No es para nada el tipo de tema que quería tratar en mi primer post, pero oye, hoy he visto una peli que me ha inspirado a hablar de esto, así que allá voy.

La película en cuestión es de David Lynch y se llama ‘EraserHead’, lo que se traduce como ‘Cabeza borradora’, pero probablemente no encontraréis dicho título español porque, al menos la que he visto yo, sólo está en versión original (eso sí, con subtítulos). La película podría catalogarse como surrealista, para que os hagáis una idea, es una mezcla de una peli de Buñuel y un vídeo de Mr. Jagger, por lo que fácil de comprender no va a ser en absoluto. En cualquier caso, no vengo a recomendar la película (aunque es buena), sino a hablar de lo que creo que trata el trasfondo de ésta: los embarazos no deseados y las decisiones que toman los padres y sus consecuencias.

No quiero hacer ningún spoiler de la película, por si, por un casual, la veis. Me centraré en plantear opciones y dar mi opinión sobre el asunto.

Las posiciones más radicales están claras: o cuidar permanentemente del niño con graves deformaciones, visibles hasta el punto de que no parece un ser humano, y que tiene un nivel de dependencia absoluto (ni siquiera puede moverse); o darlo en adopción. Suponemos que abortar no es una opción, ya que en este caso el feto ya ha nacido.

Por regla general, como diría Aristóteles, debería haber un término medio, pero yo no lo encuentro, la verdad. Si a alguno se le ocurre, que me lo cuente, me interesa saberlo.

En fin, yo opto por dar al niño en adopción. Primero, porque requiere tu atención las 24 horas del día, lo cual sería lo ideal, pero, incluso siendo eso posible (en caso de que los padres se compaginasen bien para dedicarle las 14/16 horas de actividad del día) hay que recordar que también necesita de atención durante las horas de sueño, para hacer sus necesidades, por ejemplo, ya que no se puede mover.

Segundo, porque, una vez en el cole, sería duro verle sufrir por ver cómo los demás chicos se ríen de él. Los niños son sinceros, y, aunque sea sin mala intención, no tardarán en mostrarle sus deformaciones.

Para el último motivo de mi punto de vista, me remito al título. Después de todo, el embarazo no era deseado, y, pese a que esta falta de voluntad de cuidar de un hijo puede desaparecer una vez se hace el padre/madre cargo del niño, no hay que pasar por alto el hecho de que los padres no asumían, en el lecho, la responsabilidad de cuidar de un retoño.

Por todo ello, yo decidiría adoptar. Después de todo, hay gente que sí está dispuesta a sacrificarse y cuidar de un niño con estas características, y el niño sería más feliz en ese entorno.

¿Qué opinas tú?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s